Que Roma es un lugar merecedor de tu tiempo no es algo nuevo. De hecho, el que se la denomine como la Ciudad Eterna te deja muchas pistas de la importancia que tiene este destino. Con todo, por si todavía no te habías decidido, te damos estas 7 razones para visitar Roma. ¡Seguro que al terminar de leer ya estás desenado llegar!

Roma fue en su día la ciudad y capital más importante del planeta. Centro estratégico y socioeconómico del Imperio Romano, alcanzó un nivel de prestigio que pocas ciudades han podido equiparar a lo largo de los siglos. Esto, ha hecho que la ciudad, en la actualidad conserve en su interior grandilocuencias del pasado, así como grandiosos vestigios de otras épocas. Interesante, ¿verdad? Pues toma nota de las 7 razones para visitar Roma que tenemos:

1. Por sus bienes históricos y arquitectónicos

La cantidad de patrimonio tanto artístico como histórico y arquitectónico que han dejado las civilizaciones antiguas, sobre todo la romana, hacen que la ciudad sea el enclave del mundo con más bienes históricos y arquitectónicos.

Los que más destacan en esta lista son, sin duda, el Coliseo, el monumento más importante y emblemático de la capital, el Panteón, la Basílica de Santa María Mayor, la Fontana di Trevi, la plaza de Campidoglio y el Foro de Trajano.

Tampoco te puedes perder el increíble monumento a Vittorio Emanuele II, el primer rey tras la unificación de Italia que se encuentra en Piazza Venezia y que también recibe el nombre de Altar de la Patria. ¡Te quedarás sin aliento al verlo por primera vez!

2. Por ser Patrimonio de la Humanidad

La cantidad de bienes y la importancia de la ciudad durante la historia, ha derivado en que su centro histórico y todos los vestigios estén galardonados como Patrimonio de la Humanidad. Por lo tanto, todo el centro histórico de Roma supone una razón lo suficientemente de peso como para que empieces a hacer la maleta.

Italia es el lugar del mundo con más zonas declaradas Patrimonio de la Humanidad y gran parte de ellos están en Roma.

3. El Vaticano

Seas creyente o no, cristiano o de otra religión, el Vaticano supone un lugar que debe visitarse al menos una vez en la vida. No solo únicamente por la Plaza de San Pedro o su Basílica, que conforman una de las plazas más grandes del continente, sino también por los museos vaticanos.

En el subsuelo de la Basílica de San Pedro no os podéis perder la Necrópolis Vaticana, donde veréis varios mausoleos de plebeyos, la supuesta tumba de San Pedro, la de Juan Pablo II y la tumba de otros papas.

Los Museos Vaticanos tienen infinidad de obras de autores de renombre conocidas mundialmente. Sin embargo, la joya de su corona es que albergan la Capilla Sixtina.

Por último, otro punto obligatorio en el itinerario si visitas el Vaticano son sus jardines, un lugar que invita a la tranquilidad situado en la Colina vaticana. Con orígenes medievales, se ha utilizado como zona de meditación y reposo para los obispos y los papas.

4. Por los helados

¿A quién no le gusta un helado cuando hace un poco de calor? Y, ¿qué mejor que la tierra tradicional de los helados para poder disfrutar de uno? O de dos. O tres… ¡será muy difícil que te decidas tan solo por un sabor!

Algunas de las mejores heladerías de Italia son: Frigidarium, situada cerca de la Plaza Navona, Giolitti, en la zona del Panteón, Old Bridge y Heera, situadas de camino a los Museos Vaticanos, San Crispino, Fior di Luna y Fatamorgana. No tienes por qué elegir una, prueba varias y no te quedes con las ganas.

5. Por su gastronomía

Los helados tienen su fama propia, pero ¿qué me dices de la pizza y la pasta? ¿Hay acaso alguien que no haya saboreado nunca algún plato típico de la gastronomía italiana? ¡No lo creo! Si quieres eres un apasionado de la pizza y la pasta y probarla de buena mano, ¡bienvenido al paraíso!

Los platos más típicos de la gastronomía romana son la pasta con salsa carbonara o con cacio e pepe, la pizza fina y crujiente (muy diferente a las pizzas napolitanas), las bruschettas y la fiori de zucca. El queso ricotta y el pecorino son los más populares en Roma y entre los mejores postres se encuentran el maritozzo y la castagnole.

6. Por sus plazas

Roma no tiene únicamente museos y monumentos de culturas. La ciudad cuenta con grandes y preciosísimas plazas a lo largo y ancho de la ciudad. No dejes de pasarte por Plaza España, Plaza Navona, Plaza San Pedro y un largo etcétera.

Las plazas son el corazón de la ciudad de Roma, los lugares con más ambiente y vida de la capital y con una gran cantidad de historia a sus espaldas.

Plaza de España Roma

7. Porque todos los caminos te traen a Roma

Tal y como dice el dicho, la importancia de la ciudad hace que no importa desde donde partas porque todo camino te trae aquí. ¿Necesitas algo más que estas 7 razones para atreverte a visitar Roma?

1 comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *