Roma es una de esas pocas ciudades del mundo que te ofrece la oportunidad de visitar un mismo país sin salir de su casco urbano. Dicho así, puede que te explote la cabeza, pero si te hablamos de El Vaticano, tal vez sepas a qué nos referimos. Si la Ciudad del Vaticano está en tu lista de cosas que ver en Roma, presta atención a todo lo que te contamos en este post.

Historia de la Ciudad del Vaticano

La historia de este estado independiente ubicado en el interior de Roma se remonta a la creación de los Estados Pontificios, entre el 752 y 1870. Estos era una serie de territorios situados en el centro de Italia y estaban baja la autoridad directa del papa. Pero, todo esto cambia cuando Víctor Manuel II llega al poder en 1870 y captura la ciudad de Roma, acabando con los estados pontificios el 1 de enero de 1871.

A partir de ahí, las relaciones diplomáticas entre la iglesia e Italia cada vez eran más difíciles de soportar. Finalmente, el 11 de febrero de 1929 se firmaron entre el Reino de Italia y la Santa Sede los pactos de Letrán, también conocidos como los pactos lateranenses. En ellos, se reconocía la independencia y soberanía de la Santa Sede al frente de la Santa Sede, un concordato para definir las relaciones civiles y religiosas entre ambos; y unas convenciones financieras que le proporcionaba a la Santa Sede una compensación económica por las pérdidas sufrida en 1870.

Fuente Ciudad del Vaticano

Qué ver en la Ciudad del Vaticano

Cómo dato y antes de empezar a desvelarte los lugares imprescindibles que debes visitar cuando vayas a la Ciudad del Vaticano, debes saber un dato importante. En 1984, la Ciudad del Vaticano y todo su conjunto histórico-arquitectónico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Ahora sí, estos son los lugares que no te puedes perder en la Ciudad del Vaticano:

  • Plaza de San Pedro. Seguramente será una de tus primeras paradas, ya que se encuentra frente a la basílica de San Pedro. Es uno de los rincones más fotografiados del Estado y está conformado por cuatro filas de columnas que rodean el obelisco central de la plaza.
  • Basílica de San Pedro. Es la sede de la iglesia católica y fue diseñada nada más y nada menos que por Miguel Ángel. Dispone de 5 entradas marcadas por las estatuas ecuestres de Carlomagno y Constantino.
  • Jardines del Vaticano. Se trata de un pequeño oasis. Allí, además de diferentes fuentes como la de Galeón o Águila, podrás ver la Casina di Pio IV
  • Capilla Sixtina. Sin duda alguna, es el monumento más importante de la ciudad. Su techo es el principal reclamo y fue pintado también por Miguel Ángel, aunque también se pueden encontrar frescos de Boticelli, Perugino y Ghirlandaio.
  • Tumbas de los Papas. Se encuentran en el interior de la basílica de San Pedro y, popularmente, se conocen como “Las Grutas Vaticanas”
  • La necrópolis y la tumba de San Pedro. Es una de las visitas más interesantes que podrás hacer aquí. Se encuentra también bajo la Basílica de San Pedro. Eso sí, debes tener en cuenta que solo se aceptan 250 personas al día, así que haz tu reserva con mucha antelación si no quieres perdértelo.
  • El Castillo de Sant’Angelo. Aunque inicialmente se construyó como un mausoleo para el emperador Adriano, después pasó a ser una fortaleza militar e incluso llego a ser una residencia del Papa. Actualmente, es la sede del Museo Nacional y en su interior podrás conocer más de cerca la historia de la ciudad.

Aunque siempre puedes hacer un tour exprés, te recomendamos que dediques mínimo un día para conocerlo entero. ¿Has estado ya antes?