Si hay algo que Roma tiene y no vas a poder conseguir en el resto de las ciudades del mundo, sin duda alguna eso es su historia. ¿Has oído hablar alguna vez del Foro Romano? En este post te contamos toda la información que necesitas saber.

La historia del Foro Romano

Cuando este surgió era el centro neurálgico de la Roma de aquel momento. Allí se desarrollaba gran parte de la vida religiosa y, sobre todo, la vida pública de la ciudad. Ubicado junto al Coliseo de Roma, es junto a este una de las mayores muestras de las dimensiones y poder que tenía el Imperio Romano.

¿Sabías que el territorio en el que se encuentra anteriormente era una zona pantanosa? ¡Sí! Exactamente, en el siglo VI a.C, esta zona tuvo que ser drenada a través de la Cloaca Máxima para poder secarlo y edificar sobre él.

Con la caída del Imperio Romano, esté pasó perdió toda la importancia de la que había gozado durante años, llegando incluso a quedar totalmente enterrado. Afortunadamente, en el siglo XX y gracias a unas excavaciones, se consiguió sacar a flote los restos del foro y desde entonces se han convertido en un auténtico reclamo turístico en la ciudad.

Interior Foro Romano

Qué no te puedes perder en el Foro Romano

Es un espacio grande, así que más vale que tengas una ligera idea de lo que debes ver sí o sí si vas hasta allí. Estos son los puntos de interés que no te puedes perder:

  • La Columna de Foca. Se edificó en el año 608 a.C y su función era rendir homenaje al emperador Bizancio. Cuenta con más de 13 metros de altura y es de las pocas que quedan de la época.
  • La Curia. Este era el edificio elegido para las reuniones del Senado. Allí, se tomaban las decisiones más importantes del gobierno de Roma y de su administración.
  • Basílica de Majencio y Constantio. Más que verla, tendrás que imaginártela, ya que la mayor parte de esta se encuentra totalmente derruida. Pero, eso sí, a través de sus restos podrás hacerte una ligera idea de las enormes dimensiones que esta tenía.
  • Templo de Antonino y Faustina. Todo lo contrario al anterior, este es uno de los monumentos que mejor se conserva de todo el Foro romano. Se construyó en el siglo II y, como su propio nombre indica, se dedicó a Antonino y Faustina.
  • Arco de Severo Séptimo. Con motivo del tercer aniversario de Severo Séptimo como emperador de Roma, se decidió construir este arco para conmemorarlo. Para ser más exactos, este data del año 203 d.C.
  • Arco de Tito. Se trata de un arco construido tras la muerte del emperador Tito. Se construyó principalmente para conmemorar la victoria de Roma frente a Jerusalén.
  • Via Sacra. Era la calle principal del Foro Romano y se encargaba de comunicar el Coliseo con la plaza del Campidoglio.

Si quieres visitarlo, el precio de la entrada es de 12 €. Esta incluye también la visita al Coliseo de Roma y el Palatino. Debes tener en cuenta que su horario es todos los días de 8:30 h a 19:00 h, excepto el 1 de enero y el 25 de diciembre que permanecerá cerrado.

¿No te parece un auténtico viaje al pasado que debes vivir alguna vez en la vida?