Pompeya es uno de los grandes atractivos de Italia, pero, ¿se puede hacer una excursión a Pompeya desde Roma y visitarlo en un día? Aunque puede que vaya un poco justo de tiempo sí, es posible y aquí te explicamos cómo hacerlo.

Bueno, aquí te vamos a explicar cómo llegar hasta allí, qué opciones tienes y cuáles son más cómodas o más económicas.

Autobús a Pompeya

Probablemente la forma más fácil de ir a visitar Pompeya desde Roma es hacer un recorrido en autobús.

Hay viajes organizados de este tipo que salen desde Roma por la mañana con un guía que irá mostrando y contándote cosas sobre los lugares que atravesáis en el camino y que más tarde también ejercerá de guía en la ciudad de Pompeya.

Si eres una persona que no suele contratar guías, de verdad te recomendamos que para esta excursión cambies el chip. Gran parte del lugar, como ya sabrás, está en ruinas y muchos de los principales artefactos se han trasladado a un museo, por lo que tener una guía realmente ayuda a dar vida al lugar y la historia y vas a agradecer que te lo cuenten ellos.

Ruinas del Tempo de Apolo, Pompeya

Depende del tour que elija puede no solo visitar Pompeya. Hay algunos que ofrecen ir a comer a la ciudad de Amalfi en la costa, donde puedes dar un agradable paseo y observar los acantilados. También hay otros con opciones de ir a ver el Vesubio. Pero si lo que buscas es un precio asequible y simplemente un transporte, entonces puedes contratar un autobús de ida y vuelta sin guía ni paradas.

Trenes a Pompeya desde Roma

La forma más barata de llegar a Pompeya por el día es tomar el tren. Para ser precisos, debes tomar dos tipos de trenes para ir de Roma a Pompeya. Primero uno de Roma a Nápoles, y luego otro de Nápoles a Pompeya Scavi.

Las estaciones de Termini y Tiburtina son las únicas en Roma que tendrán un tren de alta velocidad a Nápoles. Es importante coger el tren que más rápido vaya o si no pasarás todo el día en el tren y no podrás ver Pompeya sin prisas.

Roma-Nápoles: sal lo más pronto posible. Este trayecto durará poco más de una hora. Y recuerda que cuanto antes cojas los tickets te saldrá más barato. Es importante que vayas a Napoli Centrale y no a ninguna otra estación de Nápoles porque ahí es donde puedes coger el siguiente tren.

Ruinas de Pompeya

En Nápoles, ve al nivel inferior debajo de la estación y sigue las señales hacia Cirucumvesuviana, que es un pequeño tren que rodea el Vesubio.

ATENCIÓN: La Circumvesuviana hará varias paradas, pero en la que tienes que bajar es en Pompeii Scavi, NO en Pompeya. La estación de Pompeya está en la parte más moderna de la ciudad y tendrás que caminar al menos 20 minutos para llegar a las ruinas. En la propia estación podrás comprar entradas ara las ruinas de Pompeya.

Contratar un conductor privado

La última opción que puedes considerar es contratar un conductor privado que puede hacerte también de guía. Es la opción más cara sin duda, pero también la más cómoda. La tarifa es de unos 700 € para un máximo de tres personas, aunque puede variar si después de ver Pompeya quieres ir a la costa de Amalfi de compras o a comer.

Pompeya