Como ya todo el mundo sabe La Boca de la Verdad o como se conoce en italia “Bocca della Verità” es una enorme máscara de mármol conocida en el mundo entero. Su fama se debe a la leyenda que la rodea que dice que mordía la mano de todo aquel que osaba mentir.

Historia

Para empezar a conocer en profundidad La Boca de la Verdad hay que empezar nombrando que está elaborada con mármol pavonazzetto e ubicada sobre la pared del pronaos de la Iglesia de Santa Maria in Cosmedin.

No se sabe con exactitud la fecha en la que se fundó el monumento pero se cree roza el siglo I. Su diámetro es de 1,75 metros y como se puede observar, representar el rostro de un hombre barbudo cuyos ojos, la nariz y la boca están huecos.​ Lo cierto es que en la actualidad no se sabe de quién es la cara (algunas personas afirman que se trata del dios Neptuno) ni para qué servía (se piensa que podría ser una fuente o una cloaca). Lo que si podemos saber es que la esta estructura tiene una popularidad legendaria que ha ido fluyendo a lo largo de los años.

La Boca de la Verdad

Leyendas

Son varias las leyendas que corren en torno a la boda de la verdad. Nosotros aquí te vamos a mencionar las más famosas para cuando vayas puedas contárselas a tus compañeros de viaje:

Leyenda medieval

Según la leyenda medieval la Boca de la Verdad se usaba en esta época para juzgar a aquellos acusados de perjurio o adulterio. De esta forma, primero tenían que jurar decir la verdad y luego meter la mano dentro de la boca. Lo cierto es que había un verdugo tras la estructura que utilizaba para cortar la mano de los culpables.

Texto Alemán

Según un texto alemán del siglo XII era el mismo diablo el que se escondía tras esa boca expectante a las manos de los mentirosos. Se dice de Juliano el Apóstata, quien defendía no haber cometido adulterio, se le obligó a demostrar que no mentía públicamente introduciendo su mano en La Bocca della Verittá. Pero el demonio que sabe más por viejo que por diablo, no quiso pasar por alto su traición y clavó sus dientes en el mentiroso.

El adulterio

Otra de las leyendas cuenta que, un hombre que sospechaba que su mujer era infiel, decidió llevarla a la Boca de la Verdad para demostrar su inocencia. La esposa nerviosa por la culpabilidad fingió un desmayo antes de llegar. Se dice que mientras caía, su amante que fingía ser un transeúnte cualquiera la ayudó a levantarse. El inteligente plan hizo que pudiera meter la mano tranquila asegurando que solo había estado entre los brazos de su marido y de la persona que la había recogido al caerse.

La emperatriz

La última leyenda que te vamos a contar habla sobre una preciosa emperatriz romana, que fue acusada ciertamente por cometer adulterio en variadas ocasiones. Se dice que la bella mujer consiguió introducir la mano en la estatua sin recibir ningún castigo alguno gracias aun poderoso artificio de dialéctica con el que consiguió engañar al propio demonio.

La Boca de la Verdad

Si te han gustado estas historias ten en cuenta que escucharlas en persona con un guía experto todavía puede ser mucho mejor. Busca Civitatis Roma y escoge algunos de los tours guiados que pasan por este monumento tan especial. ¡te encantará!

¿Quieres saber qué ver en Roma e información al respecto? lee nuestro post sobre curiosidades de Roma y sigue empapándote de datos interesantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *