Roma es una de las ciudades más visitadas del mundo. Toda su historia se puede percibir en todas sus calles y es su gran atractivo. Los turistas siempre suelen conocer las zonas más típicas pero no visita lugares desconocidos realmente únicos. Aquí te traemos una selección de los rincones secretos más bonitos de Roma que debes visitar.

Quartiere Coppedè

barrio coppedè, roma

Alejado de la zona centro, se trata de un barrio residencial de clase media-alta. Es uno de los puntos más desconocidos y a la vez más sorprendentes. Para los amantes de la arquitectura debe ser un punto imprescindible en su visita. En él se albergan edificios únicos del arquitecto florentino Gino Coppedé. Los edificios muestras una combinación única de estilo barroco, art deco, medieval e incluso oriental. La Piazza Mincio está rodeada por 17 villas y 26 palacetes que ofrecen uo de los  conjuntos arquitectónicos más bonitos de la ciudad.

Villa Borgheses

Se trata de uno de los parques públicos más grande de Roma. Pero para nuestro gusto es el más bontio. A lo largo de su perímetro se puede disfrutar de la naturaleza, pero también de diferentes monumentos, museos, estatuas y fuentes. Los principales puntos de interés son la Galería Borghese, una de las galerías de pintura más destacadas de la capital; el reloj de agua de Pincio, del siglo XIX; el Silvano Toti Globe Theatre, una imitación del teatro londinense de ‘Shakespeare’s Globe Theatre’, o incluso el Zoo de la ciudad.

Balcón del Alcalde

balcón del alcalde, roma

Este rincón secreto de Roma ofrece una de las mejores vistas de Roma. Situado a los pies de la torre de Campidoglio encontramos el denominado comúnmente como el balcón del despacho de Roma. Desde aquí se puede disfrutar de unas vistas privilegiadas del foro, el Palatino y el Coliseo al fondo. Realmente una imagen única.

Tor Millina

Se trata de uno de los puntos más curiosos de Roma. Puede que al principio no te des cuenta pero si pones un poco de atención observarás una torre enclava entre varios edificios. Se encuentra al lado de la Plaza Navona y se trata de una torre medieval, del siglo XIII, que actualmente está rodeada por edificios de estilo renacentista.

Pirámide de Cayo Cestio

Pirámide Cayo Cestio

Si aunque no te lo creas en plena Roma puedes encontrar una pirámide. Se trata de la tumba del magistrado Cayo Cestio que murió en el año 12 a.c. La imponente pirámide está recubierta de mármol blanco y está situada junto al Cementerio Protestante  y la muralla Aureliana. Con 36 metros de altura es un imponente monumento que se tardó en construir 330 días.

Jardín de los Naranjos

Si hablamos de buenas vistas no podemos olvidarnos de este punto. Realmente se denomina Parque Savello y para acceder a él es necesario subir por el Monte Aventino. Desde este punto se puede disfrutar de las vistas por una especie de cerradura de toda la ciudad de Roma y de la basílica de San Pablo.

Basílica de Santo Stefano Rotondo

primera iglesia cristiana en roma

A penas a 10 minutos del coliseo nos encontramos la primera iglesia cristiana de Roma que data de los años 468 y 473. Su peculiaridad es su forma circular. Actualmente cuenta con las paredes decoradas con frescos impresionantes, obra de Niccolo Pomarancio en el siglo XVI. Además, está decoración aún permite disfrutar de las decoraciones medievales originales como preciosos mosaicos.

No te pierdas estos rincones secretos de Roma y visítalos para conocer la zona desconocida de la ciudad.

3 comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *